Riñón

Los riñones son dos órganos que están localizados justo debajo de su caja torácica, uno a cada lado de su espina. Las glándulas suprarrenales, están ubicadas en la parte superior de cada uno de sus riñones. Cada día nuestros riñones filtran la sangre y eliminan los residuos a través de la orina. Una de las razones por las que necesitamos tomar suficiente agua es para asegurar una función renal saludable.

La función renal deficiente, está vinculada a la diabetes, hipertensión, y enfermedades cardiacas. Las señales comunes de los problemas renales incluyen:

  • Evacuación urinaria frecuent.
  • Problemas al orinar.
  • Dolor o sensación.
  • Sed constante.

La buena función de los riñones  es esencial para mantener la homeostasis en su cuerpo, empezando con la composición de su sangre. Los riñones son responsables de mantener los niveles apropiados de pH y el balance de electrolitos (los porcentajes de sodio, potasio y fosfatos) y producen hormonas que hacen los glóbulos rojos, y aquellos que ayudan a regular su presión sanguínea.

El consumo excesivo de las proteínas incrementa la urea y la fructosa incrementa el ácido úrico a los minutos de la ingestión. Los cálculos renales, particularmente están vinculados con una alimentación alta en fructosa procesada y otros azúcares, debido a que el azúcar descompone las interrelaciones minerales en su cuerpo, al interferir con la absorción de calcio y magnesio. El ácido fosfórico presente en los refrescos, también acidifica su orina, lo cual estimula la formación de cálculos renales.

Los analgésicos, también son conocidos por dañar los riñones cuando se toman en exceso, y/o por largos períodos de tiempo, aspirina, ibuprofeno, naproxeno, y paracetamol o acetaminefen y especialmente cuando se toman en combinación con alcohol, incluso si la cantidad de alcohol es pequeña. La combinación de alcohol con paracetamol, eleva el riesgo de daño en los riñones en un 123%, comparado con tomarlos individualmente. El consumo de alcohol a largo plazo y fumar, además también afectan a la función renal.

Tres factores básicos para proteger los riñones:

  • Limite las proteínas a solo lo que su cuerpo necesite. Un consumo ideal de proteínas es aproximadamente menos de un 10% en gramos de poteina por kilo de peso, es decir, si se pesa 70 kilos se debe tomar menos de 70 gramos de proteínas al día o si pesamos 45 kilos, debemos tomar menos de 45 gramos de proteínas al día. Mejor si se toma el 5%.
  • Restrinjir la fructosa a 25 gramos por día (alrededor de 6 cucharaditas)o menos.
  • Beber agua pura y limpia y no tomar ningún refresco. El color de su orina debe tener un color suave amarillo claro y la frecuencia ideal de visitas al baño  son alrededor de 7-8 veces por día.

 Se debe registrar todo lo que comemos  y calcular todas las proteínas que comemos:

  • Carne roja, carne de cerdo, aves de corral un promedio de 6-9 gramos de proteína por 31 gramos de peso( 1 onza).
  • La cantidad ideal para la mayoría de las personas sería de una porción de 100 gramos carne o mariscos que equivale a 18-27 gramos de proteína.
  • Los huevos contienen un promedio de 6-8 gramos de proteína por huevo.
  • Las semillas y frutos secos contienen un promedio de 4-8 gramos de proteína por cuarta parte de una taza.Las alubias contienen un promedio de 7-8 gramos por cada media taza.
  • Los granos cocidos contienen un promedio de 5-7 gramos por taza.La mayoría de los vegetales contienen cerca de 1-2 gramos de proteína por 31 gramos.
  • La mayoría de los pescados solo tienen la mitad de la proteína encontrada en la carne de res y pollo. El menor contenido proteico en el pescado, en realidad puede ser una de las razones por las que la dieta mediterránea está vinculada a la prolongación de la vida y a un menor riesgo de enfermedades crónicas.

Dependiendo del tipo de cálculo renal que tenga, además es posible que tenga que modificar su alimentación de otras maneras:

  • Cálculos de estruvita: Se encuentran más frecuentemente en mujeres, estos son casi siempre el resultado de infecciones del tracto urinario.
  • Cálculos de cistina: Son el resultado de un trastorno hereditario que hace que sus riñones excreten una cantidad excesiva de ciertos aminoácidos (cistinuria)
  • Cálculos de ácido úrico: Es esencial para reducir el consumo de proteína y fructosa, para prevenir y atender estos tipos de cálculos. Tomar citrato de potasio (que disminuye la acidez y reduce la excreción de calcio en la orina), también puede ayudar a prevenir los cálculos de ácido úrico.
  • Cálculos de oxalato de calcio: Usualmente son el resultado del consumo deficiente de agua y factores alimenticios, incluyendo consumo excesivo de oxalato, proteínas, y sal procesada. El oxalato se encuentra en algunas frutas y vegetales, pero su hígado produce la mayoría de su oxalato. El magnesio ayuda a prevenir que el calcio se combine con el oxalato para formar cálculos renales. En vez de reducir el consumo de calcio, minimice las cantidades de oxalato en su cuerpo. Evitar la soja, la cerveza y el jugo de toronja  que incrementan el riesgo de cálculos renales, por lo tanto es mejor evitarlo.
  • Otros alimentos que contienen altos niveles de oxalato que debemos  evitar si tenemos cálculos renales de oxalato de calcio:
  • Espinacas, ruibarbo, chocolate, perejil, remolacha, la mayoría de las legumbres, trigo y otros granos, pimienta, frutos secos.
  • El potasio es un nutriente al que se le pone mucha atención cuando tiene una enfermedad renal. El potasio es esencial para que funcionen apropiadamente los órganos, células y tejidos y  juega un papel importante en la salud del corazón, digestiva, y función muscular, salud de los huesos…..

     

El potasio se encuentra en muchos alimentos usualmente consumidos incluyendo a las frutas, vegetales, productos lácteos, salmón, sardinas, y nueces. Se debe mantener un equilibrio apropiado de los requerimientos de potasio junto con el sodio, en su torrente sanguíneo. Si consume demasiado sodio (alimentos procesados, tendrá una mayor necesidad de potasio. Cualquiera que coma una alimentación deficiente  con un exceso de alimentos procesados y no suficientes alimentos frescos e integrales, se encuentra en un grave riesgo de tener niveles inadecuados de potasio. Debido a que sus riñones son los responsables de mantener la cantidad apropiada de potasio en su cuerpo, y cuando ellos no están trabajando bien, sus niveles pueden volverse excesivamente elevados. El potasio ayuda a mantener un ritmo cardiaco regular, y juega un rol en la función muscular, y cuando sus niveles de potasio son demasiado altos, puede causar un latido irregular del corazón y/o un ataque cardiaco. Como regla general, su porcentaje de potasio a sodio, debe ser de alrededor de 5:1. La forma más sencilla de alcanzar este porcentaje, es comer alimentos puros, muchos vegetales frescos ecológicos que aseguren un contenido óptimo en nutrientes. El jugo de vegetales es una buena forma de asegurar que obtenga suficiente potasio. Si tenemos una enfermedad renal, necesitamos poner cuidadosa atención al consumo alimenticio y niveles de potasio.

Alimentos favorables para los riñones:

  • El pimiento rojo: Es bajo en potasio, rico en  vitaminas A, B6, y C, ácido fólico y fibra.
  • Las cerezas: Ricas en antioxidantes y fitoquímicos.
  • El repollo: Bajo en potasio, rico en las vitaminas C y K, fibra y fitoquímicos que protegen en contra del daño provocado por los radicales libres.
  • Las uvas moradas y rojas: Ricas en antioxidantes y su cáscara es particularmente rica en resveratrol.
  • La coliflor: Tiene altos niveles de vitamina C, folato, y fibra.
  • El melón: es rico en agua, con propiedades diuréticas, le permite producir más cantidad de orina para eliminar las toxinas.
  • El ajo: tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y anti coagulantes.
  • El jugo de limón: ayuda a reducir la formación de cálculos renales.
  • La cebolla: es baja en potasio, rica en antioxidantes, particularmente en quercetina, tiene propiedades naturales antihistamínicas.
  • Las semillas de calabaza: son ricas en antioxidantes, vitaminas y minerales, especialmente en magnesio, ayudan a reducir el riesgo de cálculos renales.
  • Las manzanas: tienen alto nivel de fibra, antioxidantes, y compuestos antiinflamatorios.
  • El vinagre de sidra manzana ecológico, es útil en la prevención de los cálculos renales.
  • La col rizada: tiene bajos niveles de potasio, es buena fuente de las vitaminas A y C, rica en hierro. Muchas de las personas con enfermedades renales, también tienen deficiencia de hierro.
  • Las bayas, moras azules, frambuesas y fresas.

Hay plantas que también son favorables para los riñones:

  • Jengibre: Depura las toxinas del torrente sanguíneo y los riñones.
  • El trébol rojo: Diurético que estimula la eliminación de residuos de los riñones.
  • La cúrcuma: tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias que ayudan a prevenir y tratar la inflamación e infecciones renales.
  • La chanca piedra o rompe piedras: Para deshacer los cálculos renales.
  • El diente de león: es un diurético natural que ayuda a fortalecer los riñones y a aliviar los problemas del tracto urinario.
  • La raíz de hortensia.
  • La ortiga: es un diurético natural que ayuda a purificar la sangre y a tratar las infecciones del tracto urinario; además, tiene altos niveles de hierro, lo que la hace más beneficiosa para la producción de sangre.
  • La raíz de malvavisco: es un diurético natural que ayuda a tratar las infecciones de la vejiga, del tracto urinario y los cálculos renales.
  • El enebro: Mejora la función renal y ayuda a tratar las infecciones del tracto urinario y los riñones y/o las piedras en la vejiga. Evitar si está embarazada.
  • La raíz de aquilea: Diurético natural con propiedades antisépticas y anti inflamatorias; eficaces para tratar infecciones del tracto urinario.

Para prevenir la formación de piedras en el riñón:

  • Primero se limpian con agua y 2 gotas de agua oxigenada o vinagre 30 gramos de berros frescos. Luego se dejan dentro de 1 litro de agua en reposo durante 12 horas.
    Se bebe ese agua 5 cucharadas al día, se guarda en frasco de cristal.

Para luchar contra las piedras en los riñones:

  • Debes beber mucha agua y quitar: sal, calcio y limitar las proteínas.
  • Tomar un vaso con agua y el jugo de 1 limón, 1 cucharada de aceite de oliva y 1 de vinagre de manzana.
  • Tomar licuado de rábanos antes de las comidas durante 2 meses.

Tomar infusión con 1 cucharada de albahaca y se puede añadir miel pura.

  • Tomar infusiones de : jengibre, raíz de malvavisco, perejil, ortiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s