Dolor de espalda

Prevenir el dolor de espalda es mejor que tratar de curarlo después de haberse presentado, y podría ser demasiado tarde. Hacer ejercicio y tomar media hora de sol (vitamina D), sin quemarse, todos los días.

Siempre estirarse antes de cualquier actividad física. No encorvarnos al estar parados ni al sentarnos. Si estamos mucho tiempo sentados, meter conscientemente el estómago y mover ligeramente la pelvis. Al mismo tiempo, mantener la cabeza hacia atrás, con los oídos al nivel de los hombros y los omóplatos contraídos. Esta postura mantendrá la columna vertebral en la alineación adecuada. Sentarnos siempre en asientos que tengan un buen apoyo para la espalda baja. No permanecer sentado en una sola posición y caminar o estirar ligeramente los músculos para aliviar la tensión. Evitar agacharnos sin apoyar la espalda. Usar zapatos cómodos de tacón bajo. Dormir de lado para impedir que la columna vertebral se curve, dormir sobre una superficie firme. Cuando levantemos pesas con las piernas, siempre mantener la espalda recta. Mantener un peso óptimo. Dejar de fumar. Fumar reduce el flujo de sangre en su espina dorsal más baja, lo que provoca que los discos vertebrales se degeneren. Obtener suficiente vitamina D a través de la exposición al sol, todos los días, ya que la vitamina D ayuda a mantener fuertes los huesos, incluyendo la columna vertebral. Beber mucha agua para mejorar la altura de los discos intervertebrales, mantenerse hidratado le mantendrá fluido y reducirá la rigidez. El cuidado quiropráctico puede ayudar a tratar y prevenir. Evitar sentarnos lo más que pudiera.  El ejercicio y estar físicamente activo ayuda a fortalecer los músculos de la columna vertebral, lo que reduce radicalmente el dolor de espalda. Estas son algunas de las rutinas de ejercicios que pueden abordar específicamente el dolor de espalda. Debe incluir sesiones de alta intensidad, se debe incluir ejercicios que no solo desafíen al cuerpo intensamente, sino también que promuevan la fuerza muscular, equilibrio y flexibilidad. Es muy importante desarrollar los abdominales para evitar el dolor de espalda. Y siempre hacer estiramiento y calentamiento antes de hacer alguna actividad física fuerte. El yoga hace que las personas sean más conscientes sobre la manera en que mueven sus cuerpos, una mejoría en su función corporal y una menor necesidad de analgésicos.

El masaje ofrece beneficios reales para la salud. El masaje libera endorfinas que ayudan a inducir la relajación, aliviar el dolor y reducir los niveles de sustancias químicas del estrés. También revierten los efectos dañinos del estrés, al disminuir el ritmo cardíaco, la respiración y el metabolismo, y al disminuir la presión arterial elevada. El masaje puede aliviar los músculos tensos y articulaciones rígidas, mejorar la movilidad y la flexibilidad. Relaja y suaviza los músculos lesionados y los músculos desgastados, lo que reduce los espasmos y calambres. Reduce las adherencias y edema después de la cirugía.

Hay que tomar suficientes grasas omega3 de origen animal y de alta calidad. Una de las mejores fuentes de suplemento de omega3 es el aceite de kril. Las grasas omega3 EPA y DHA presentes en el aceite de kril tienen propiedades anti inflamatorias.

  • Eliminar harinas, azúcar y fructosa.
  • Optimizar niveles de Vitamina D (a través de la exposición regular a los rayos del sol) y Vitamina K2.
  • Andar descalzo sobre la hierba o arena mojados,puede ayudar a disminuir la inflamación de su cuerpo y aliviar el dolor lumbar y otros tipos de dolor. El cuerpo obtendrá un suministro de electrones de la tierra. Estos electrones son “excelentes antioxidantes” que actúan como poderosos antiinflamatorios, y ayudan al sistema inmunológico a funcionar de manera óptima.
  • Tomar astaxantina (8mg)Tiene propiedades anti-inflamatorias muy potentes y en muchos casos funciona mucho más efectivamente que los medicamentos anti-inflamatorios.
  • Jengibre: Es antiinflamatorio, alivia el dolor y asienta el estómago. Ponga jengibre fresco rallado o en infusión.
  • Curcuma: Se puede añadir a los alimentos al final de su cocción o añadir a las infusiones al final. 
  • Crema de cayena: Alivia el dolor.
  • Boswellia: Propiedades antiinflamatorias.
  • Bromelina: Es un antiinflamatorio natural. Puede tomarse como suplemento. La mayor parte de la bromelina se encuentra en el corazón de la piña, así que asegúrese de dejar un poco de esa parte al momento de comérsela.
  • Darse aceite de ricino sobre la zona del dolor.

Poner a las noches en remojo en un vaso de agua fría 2 cucharadas de gelatina natural neutra con 1 cucharada de chía o con alguna ciruela pasa. Esa mezcla del vaso se toma al día siguiente, al levantarse, en ayunas. Pasado 15 minutos puede desayunar, tome alguna leche vegetal con media cucharada de canela y 2 cucharadas de semillas de lino que muele en un molinillo de café justo cuando lo va a tomar. Tomar todos los días 1 pastilla de citrato de magnesio. Se pueden tomar 2 infusiones al día para el dolor y con efecto antiinflamatorio, se pone a hervir 1 taza de agua con un trozo de jengibre de un dedo de ancho(1,5 cms.), cortado y pelado con unas hojas de hierba buena, a los 5 minutos se retira del fuego y se aparta otros 5 minutos, colar y añadir 1 cucharada de cúrcuma y el jugo de 1 limón.

Mientras que podría ser útil mantener una buena postura al estar sentado, para prevenir el dolor en diferentes áreas, como la espalda, cuello y hombros, una mejor solución podría ser evitar estar sentado completamente. Ejercicio, yoga y gimnasia Pilates.  La actividad física fortalece los músculos de la espina dorsal. También ejercicios de alta intensidad y que promuevan la fuerza muscular, equilibrio y flexibilidad. Si pasamos mucho tiempo sentados, meter el estómago, cabeza echada hacia atrás, orejas sobre los hombros y omoplatos contraídos para que la espina dorsal esté bien alineada. Cuando estamos de pié mantener el peso distribuido en los dos pies y no encorvarse, siempre apoyar la espalda. Cuidar las posturas y cuidar la espalda cunado cargemos peso. Hay que tomar sol (vitaminaD) y alimentos fermentados (vitamina K2) para los huesos. Caminar con los pies descalzos sobre la tierra o arena mojada. Darse tratamiento con láser infrarrojo que ayuda a reducir el dolor, la inflamación y a mejorar la curación de los tejidos. Beber agua y mantenerse hidratado. Dormir sobre un costado, estirarse antes de salir de la cama, usar cama firme, no fumar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s