Osteoporosis

Es una enfermedad que se caracteriza por la pérdida de calcio y otros minerales en los huesos del cuerpo, lo que les hace más débiles y propicia las fracturas. La pèrdida ósea progresa calladamente sin producir síntomas. A medida que avanza los huesos se van haciendo más porosos, frágiles y vulnerables a las fracturas. Puede causar dolor, discapacidad y deformación. Las mujeres que tienen piel más oscura tienen más gruesa la matriz del colágeno sobre la que se forman los huesos aunque también pueden tener osteoporosis. Los hombres tienen huesos mas fuertes que las mujeres por motivos genéticos y por sus mayores niveles de testosterona, formadora de los huesos.

Los huesos son el principal almacén de calcio, magnesio, fósforo y otros minerales. Todos nuestros huesos están conectados funcionalemente entre sí. La presión periódica sobre los huesos es absolutamente esencial para mantenerlos fuertes, es cuestión de usarlos o perderlos. El estado del sistema inmunitario y la salud ósea están estrechamente conectados. Siempre que se activan los linfocitos T- en las infecciones crónicas y en transtornos del sistema inmunitario- hay pérdida ósea. Nuestro esqueleto alcanza el máximo de tamaño y densidad, la masa ósea máxima, entre los 25 y los 30 años. En general, las mujeres pierden entre 2-4 % de masa ósea anuales en los primeros 5 años después de la menopausia, después la pérdida se hace más lenta o se detiene. En los hombre la pérdida de masa ósea empieza a partir de los 65 años. La principal diferencia para fracturarse o no los huesos se tenga mas o menos baja la densidad ósea, es la estructura ósea básica y la capacidad de reparación del hueso.

Factores para estar en riesgo de padecer osteoporosis:

Familiar, si ha habido fracturas en tu familia.

Ser rubia o pelirroja, con piel clara y ojos azules.

Si eres muy delgada o muy alta o tienes una constitución menuda. Cuanta menos grasa se tenga, menos estrógeno fabricará el cuerpo para apoyar los huesos.

Fumar.

Si no tomas sol, te faltará vitamina D que es esencial para una buena remineralización de los huesos.

Si eres sedentaria y pasas menos de 4 horas de pié al día. Los ejercicios con pesas aumentan la densidada ósea.

Ejercicio excesivo sin el consumo calórico y mineral necesario. Los fanáticos de la forma física.

La falta de regla (amenorea) relacionada con un ejercicio excesivo o anorexia nerviosa.

Beber mas de 2 bebidas alcóholicas al día.

Tener el hígado sobrecargado por medicamentos o tener hepatitis vírica.

Beber mas de 2 tazas de café al día o tomar refrescos, colas y azúcar.

Tener o haber tenido una depresión clínica durante un periodo de tiempo importante.

Hacer una mala dieta. Se debe comer alimentos frescos y reales, verduras de hoja verde, frutas, frutos secos, legumbres, semillas y germinados, abundante agua no clorada ni fluorada.

Haber tenido una menopausia prematura.

Tomar esteroides periodicamente para el asma o el lupus disminuye de forma importante los niveles de estrógenos y andrógenos.

Tomar periódicamente medicamentos anticonvulsivos o benzodiacepinas, como el Valium, Librium, Loracepan.

Haberte hecho 2 densiometrias consecutivas separadas por un mínimo de 6 meses y te ha dado densidad ósea menor que la que te corresponde por edad.

Sufrir hipertiroidismo por el exceso de hormona que fabrica tu organismo o si la dosis de medicamento que tomas es demasiado elevada.

Debes hacer:

Tomar sol sin quemarse y estar bajo la luz natural.

Tres sesiones a la semana de pesas.

Hacer ejercicio por la naturaleza y tomar sol.

Poner a las noches en remojo de 1 vaso de agua fría 2 cucharadas de gelatina natural neutra con 1 cucharad de chía o con 6 ciruelas pasas (no, si eres diebético), a la mañana se bebe esa mezcla, todo el vaso en ayunas. Y pasados 15 minutos desayunar: 1 tazón de leche de avena o alpiste o avena o de sésamo, con algo de café si quiere, y media cucharita de canela y 2 cucharadas de semillas de lino que muele en molinillo de café justo cuando lo va a tomar (no se compra ya molido), se toma todo como una sopa. Y tomar siempre 1 pastilla de citrato de magnesio.

Tomar cereales integrales, verduras de hoja verde, cebollas crudas, perejil, espinacas, pescados y frutos secos.

Tomar infusiones de cola de caballo o de ortiga con unas hojas de hierba buena o con la cáscara de un limón o de una mandarina. Tomar té verde o negro.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s