Magnesio

El magnesio es un mineral utilizado por todos los órganos del cuerpo, especialmente el corazón, músculos y riñones. Sufrir de fatiga inexplicable o debilidad, ritmos cardíacos anormales e incluso espasmos musculares y tics oculares, indica tener niveles bajos de magnesio. La mayoría del magnesio se almacena en los huesos y los órganos, donde se utiliza para muchas funciones biológicas.

Necesitamos al magnesio para mantenernos con vida. En cuanto no tenemos suficiente magnesio comenzamos a perder la energía, en cuanto nos volvemos deficientes, comenzamos a morir lentamente, sufriendo de más malestares y dolores diariamente. El magnesio es necesario para la transmisión de los impulsos nerviosos, regulaciones de temperatura, desintoxicación en el hígado, formación de huesos y dientes,  el magnesio inhibe los coágulos sanguíneos (como la aspirina), adelgaza la sangre, bloquea el consumo de calcio  y relaja a los vasos sanguíneos.

Síntomas que indican tener bajo el magnesio: Estreñimiento, hipertensión, ansiedad, depresión, insomnio, cambios de comportamiento, letargo, pérdida de memoria, convulsiones, fatiga, alteraciones de sueño, dolor, calambres, dolor de espalda, dolor de cabeza, tendonitis, dolor muscular, enojo, neblina cerebral, tensión, sindrome de fatiga crónica, fatiga suprarenal, fibromialgia, enfermedad cardiaca, papitaciones del corazón, osteoporosis, piedras en el riñon.

El estrés agota al magnesio. La producción de la hormona del estrés requiere de altos niveles de magnesio y experiencias estresantes pueden llevar inmediatamente a un agotamiento total del almacenamiento de magnesio. El magnesio es un electrolito responsable de las señales cerebrales y la conductividad.  La diabetes es otra posible consecuencia de la deficiencia de magnesio. El chocolate es una de las fuentes alimenticias con más magnesio.

La deficiencia de magnesio produce: Ataques de ansiedad y pánico, asma, coágulos de sangre, enfermedades intestinales, cistitis, depresión, desintoxicación, diabetes, fatiga, enfermedad cardiaca, hipertensión, hipoglucemia, insomnio, enfermedades de riñón, enfermedades del hígado, migrañas, fibromialgia, calambres, dolor de espalda crónico, problemas nerviosos, infertilidad, preeclampsia, osteoporosis, síndrome de Raynaud, caries dental entumecimiento y hormigueo, contracciones musculares y calambre, convulsiones, cambios de personalidad, ritmos cardiacos anormales, espasmos coronarios, pérdida de apetito, dolor de cabeza, náuseas, fatiga y debilidad.

Una deficiencia de magnesio en curso puede causar síntomas más graves, en la diabetes, cáncer ….El consumo de magnesio puede ser particularmente beneficioso para compensar el riesgo de desarrollar diabetes, en caso que este en alto riesgo, reduce el riesgo de niveles disparejos de glucosa y metabolismo de la insulina y retarda la progresión de prediabetes a diabetes en las personas de mediana edad. El consumo elevado de magnesio está relacionado con una mayor densidad mineral ósea en hombres y mujeres y un consumo elevado de magnesio alimentario se relaciona con  un menor riesgo de tumores del colon. Los efectos anticancerígenos del magnesio podrían estar relacionados con su capacidad para reducir la resistencia a la insulina, que podría afectar positivamente el desarrollo de tumores.

Las algas, la espinaca, la acelga, aguacates,  granos integrales, nueces y semillas, como las semillas de calabaza,  de girasol y de sésamo/ajonjolí son una excelente fuente de magnesio, la mayoría de los alimentos cultivados hoy día son deficientes en magnesio y otros minerales.

Ciertos alimentos en realidad pueden influir en la absorción de magnesio. El alcohol en exceso, interferiere con la absorción de su cuerpo de vitamina D, que a su vez es útil para la absorción de magnesio.

Los siguientes factores están relacionados con niveles más bajos de magnesio:

  • Consumo excesivo de sodio o cafeína.
  • Menopausia.
  • Edad avanzada (los adultos mayores son más propensos a tener deficiencia de magnesio porque la absorción disminuye con la edad y los ancianos son más propensos a tomar medicamentos que pueden interferir con la absorción).
  • Ciertos medicamentos, incluyendo los diuréticos, ciertos antibióticos, antiácidos e insulina.
  • Un sistema digestivo poco saludable, que deteriora la capacidad de su cuerpo para absorber el magnesio (enfermedad de Crohn, intestino permeable, etc.).

Cuando toma magnesio, es necesario también considerar el calcio, vitamina D3 y vitamina K2 ya que todos estos trabajan de forma sinérgica con otros.

Si consume demasiado calcio y no suficiente magnesio, los músculos tenderán a crear espasmos, y esto tiene consecuencias particularmente en el corazón. Hay que equilibrar el calcio y el magnesio, y también necesitamos vitaminas K2 y D. vitamina D. La vitamina K2 mantiene el calcio en el lugar apropiado. Si es deficiente de K2, el calcio puede causar más problemas de los que resuelve, al acumularse en los lugares equivocados, como el tejido blando.

Del mismo modo, si se opta por vitamina D oral, es también es necesario tomar un suplemento o alimentos ricos en K2 y más magnesio. El tomar mega dosis de suplementos de vitamina D sin cantidades suficientes de K2 y magnesio puede desatar una toxicidad por vitamina D, y los síntomas de deficiencia de magnesio, que incluyen la inadecuada calcificación que podría dañar el corazón.

Los alimentos orgánicos pueden tener más magnesio si son cultivados en suelos ricos en nutrientes. Se pueden tomar una gran variedad de suplementos de magnesio, porque el magnesio siempre esta unido a otra sustancia.  La sustancia acompañante utilizada puede afectar a la absorción y biodisponibilidad del magnesio y puede proporcionar diferentes beneficios para la salud.

El treonato de magnesio y citrato de magnesio son algunas de las mejores fuentes, ya que al parecer penetran las membranas celulares, incluyendo su mitocondria, lo que resulta en mayores niveles de energía y parece hacer maravillas para tratar y prevenir la demencia y mejorar la memoria. Otra manera de obtener magnesio  es tomar baños regulares de sal de Epsom o baños de pies. La sal de Epsom es un sulfato de magnesio que se puede absorber en su cuerpo a través de su piel.  Independientemente el suplemento que elija, asegúrese de evitar que contenga esteorato de magnesio, un aditivo común pero potencialmente peligroso. Otras formas de encontrar el magnesio: Glicinato de magnesio, oxido de magnesio, cloruro de magnesio(contiene solo un 12%  de magnesio  pero tienen mayor nivel de absorción que algunos),  sulfato de magnesio (como laxante), carbonato de magnesio (tiene propiedades antiácidas, un 45% de magnesio), treonato de magnesio (el mejor), citrato de magnesio.

Los análisis de sangre no sirve para saber si se tiene magnesio. El magnesio no está en su sangre solo un simple 1% del magnesio total de su cuerpo está en la sangre. Estos exámenes son una completa pérdida de tiempo.

¿Por qué tenemos bajos niveles de magnesio? estamos siendo envenenados por nuestras alimentos, estamos cada vez más estresados, la producción de la hormona del estrés requiere de niveles altos de magnesio, por cada molécula de azúcar que consumimos, nuestro cuerpo usa 54 moléculas de magnesio para procesarla, el magnesio se baja por muchos medicamentos y compuestos de estrógeno como contraceptivos orales, antibióticos, cortisona, prednisona y medicamentos para la presión sanguínea. El café y té también aumentan los niveles de excreción de magnesio.

Con la vida actual y lo que tomamos, casi todo el mundo es deficiente en magnesio. A los alimentos procesados se les quita su contenido mineral, vitamínico y de fibra, exigen que las suplementemos con magnesio o estamos destinados a quebrarnos eventualmente debido a deficiencias severas. Cada molécula de azúcar que consumes arrastra más de 50 veces la cantidad de magnesio fuera de nuestro cuerpo.

Tomamos alimentos que salen de suelo vaciado en magnesio por los pesticidas que son rociados en todas las plantas cultivadas de manera convencional. Los pesticidas también matan a aquellas bacterias benéficas que son necesarios para que las plantas conviertan a los nutrientes del suelo en nutrientes para las plantas que se puedan usar por los hombres.

Las Mejores Formas de Obtener Magnesio: Alimentos ricos en magnesio cultivados en suelo orgánico (semillas de girasol, pepitas, semillas de sésamo, arroz integral, espinaca y almendras). Tomar gotas de ión de magnesio. Tomar  baños con sales de baño Epsom. Tomar 1 comprimido de treonato o citrato de magnesio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s