Analgésicos (sedantes)

Son antiinflamatorios naturales. Aunque podamos tomar algo natural contra el dolor debemos consultar a un médico para conocer el origen del dolor y que nos diagnostique.

Las infusiones de hojas de sauce tienen gran poder analgésico para enfermedades: dolores articulares, reumáticos o porque ayuda a bajar la fiebre.

Infusiones de harpagofito son antiinflamatorias, analgésicas y para el dolor de espasmos de los cólicos. Se aplican externamente sobre la zona que duele.

Las  infusiones de romero se utilizan externamente, se aplican con unas gasas mojadas en la infusión y aplicadas sobre los músculos y articulaciones y es un buen antirreumático. Se puede aplicar en la forma de alcohol de romero.

Para las infecciones en las axilas (golondrinos) se aplica miga de pan mojada en leche, apretando para que no se caigan, se aplican 3 veces al día.

Tomar infusiones de azahar para dolores de estómago, dolores de regla, neuralgias.

Hipericon (hierva de San Juan), es emenagogo, regulariza y calma los dolores, va muy bien la infusión (2-3/dia) para los dolores reumáticos o se puede dar externamente.

Infusión de verbena se pone externament en cataplasma para el dolor de cabeza, para dolores de reuma, neurálgicos, lumbagos, contusiones, esguinces.

Infusión, ponemos a calentar 1 taza de agua con un trozo de jengibre pelado y troceado de unos 2 centímetros con unas hojas de hierba buena, cuando rompe a hervir se aparta del fuego y se deja hacer 10-15 minutos, se cuela y añade el jugo de 1 limón y media cucharada de cúrcuma.  La cúrcuma es fundamental y se puede tomar hasta 2 cucharadas al día.

Preparar una bebida antiinflamatoria y que reduce los dolores en general con: media cucharada de cúrcuma, el jugo de 1 limón exprimido, 1 taza casi llena de agua caliente y 1 cuchara de miel pura.

Una mezcla para dar externamente y tapar con plástico: 1 cuchara semilla mostaza picante, 1 cuchara de agua, 1 cuchara de sal fina y 1 cuchara de miel. Mezclar bien, darlo y dejarlo 2-3 horas.

Hay muchos dolores que se alivian dando aceite de ricino externamente o ponernos un emplaste, va  muy bien para el lumbago.

Para dar externamente: 2 cucharadas de cúrcuma, 1 cucharad de aceite de coco virgen, 1 cucharita de miel, 5 cucharads de agua hervida o mineral, mezclar bien, aplicar con suaves masajes con movimientos circulares durante 10 minutos y retirar y lavar con agua templada.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s