Teléfonos móviles

Limita el uso del teléfono móvil (celular), limita su uso, aprende a desconectarte. Es preferible mandar mensajes que realizar llamadas.

  • Que las llamadas sean breves.
  • No dejar que los menores de 12 años utilicen el móvil, sus órganos están en formación y son mas sensibles a las radiaciones.
  • Mientras el móvil está haciendo la llamada debemos alejarno de nosotros porque es cuando mas radiaciones emite.
  • Debemos utilizar manos libres o auriculares o mantenerlo alejado de nuestra oreja cuando hablamos, al menos a unos 10 centímetros.
  • No usar el móvil en zonas de poca cobertura.
  • No dormir junto al teléfono móvil, a pagarlo o mantenerlo alejado en otra habitación.
  • Elegir móviles con bajo índice de SAR.

Debemos  evitar ponernos  el móvil (teléfono celular) en cualquier parte del cuerpo. Los lugares más peligrosos en términos de exposición a la radiación cuando se coloca cerca de tejidos suaves como en el pantalón o el bolsillo de la camisa, en los hombres o en el sujetador, las mujeres.

La densidad ósea podría verse afectada de manera negativa por los campos electromagnéticos  emitidos por los móviles (teléfonos celulares). Es importante darse cuenta que mientras el móvil  se encuentra encendido, emite radiación de manera intermitente, incluso aunque usted no este utilizándolo. Los campos electromagnéyicos alteran la secreción de melatonina, una hormona fundamental para que nuestro organismo funcione en armonía.

Los niños tiene un grave peligro tanto para desarrollar tumores en la glándula parótida y tumores cerebrales, ya que sus huesos del cráneo son mucho más delgados lo que permite que haya mayor penetración por parte de la radiación. La radiación puede entrar por su cerebro medio, en donde los tumores son más mortales. Además, las células de los niños se reproducen más rápido, por lo que son más susceptibles a un crecimiento agresivo. Los niños también tienen mayor riesgo debido a que tienen mayor tiempo de exposición. Los que comienzan a utilizar teléfonos móviles cuando son adolescentes tienen un riesgo de 4 a 5 veces mayor de desarrollar cáncer cerebral cuando sean adultos.

Hay mucha evidencia científica acerca de los daños a la salud causados por los teléfonos celulares y otros dispositivos móviles en especial en niños y mujeres embarazadas. Puede ayudar a minimizar la exposición a la radiación que  los niños eviten el uso de los teléfonos móviles, utilizar un teléfono fijo en casa y trabajo, reducir el uso de wifi. Tener estos dispositivos en el dormitorio perjudican su calidad sueño, lo ideal es que apagar el wifi durante las noches antes de irse a dormir. Utilizar  el móvil cuando tiene buena recepción mientras más baja sea la recepción, más energía utiliza y por lo tanto emite más radiación y las ondas penetran más fácilmente en su cuerpo. Lo ideal es que utilizar el teléfono sólo cuando tenga las barras llenas, evitar poner el móvil en nuestro cuerpo y llevarlo en una bolsa de mano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s