Engordar

Comer grasa no hará que aumentemos de peso. Pero si consumimos demasiadas calorías engordaremos.  La mayoría de los alimentos “bajos en grasa” o “sin grasa” tienen tantas calorías como sus versiones con grasa entera. Consumir grasa saludable conduce a la pérdida de peso. Cuando tomamos grasa como parte de la comida, esta ayuda a disminuir la rapidez con la que absorbe sus alimentos, por lo que podemos pasar más tiempo sin sentir hambre. 

Las grasas saturadas de fuentes animales y vegetales (como carne, lácteos, aceite de oliva virgen y aceite de coco) proporcionan a nuestra alimentación una fuente concentrada de energía que tiene beneficios de largo alcance a nuestra salud.  Las grasas saturadas tienen importantes vitaminas solubles en grasa, como la A, D, E y K. Las grasas alimenticias también son necesarias para la conversión del caroteno en vitamina A, para la absorción mineral y para una variedad de otros procesos biológicos.

Para perder peso tenemos que limitar estrictamente la cantidad de fructosa de nuestra alimentación, ya que cada vez hay más evidencia que indica que el azúcar, y la fructosa, son el factor principal  de obesidad. Actualmente se utiliza la fructosa en prácticamente todos los alimentos procesados. Debería contar las piezas de fruta que tomamos al día, que sea menos de 25 gramos al día. Es especialmente importante si tenemos resistencia a la insulina y sobrepeso, tenemos hipertensión, diabetes o colesterol alto.

Vamos a citar frutas de menor a mayor contenido de fructosa, de mas sano a menos sano:  lima. limón, arándano, fruta de la pasión,ciruela pasa, albaricoque, guayaba, dátil, melón, frambuesa, naranja clementina, kiwi, zarazamora, carambola, cerezas, fresas, piña, pomelo,mora, mandarina, nectarina, durazno, naranja, papaya, plátano, moras azules, dátil, manzana, kaki, sandía, pera, pasas, uvas, mango, albaricoque seco e higos secos.

La fructosa:

  • Se metaboliza de forma diferente a la glucosa: la mayoría se transforma directamente en grasa.
  • Engaña al cuerpo para que aumente de peso al confundir al metabolismo, ya que apaga el sistema de control del apetito, ocasiona que coma de más y desarrolle resistencia a la insulina.
  • Causa rápidamente el aumento de peso y la obesidad abdominal (“panza de cerveza”), menor HDL, mayor LDL, triglicéridos elevados, mayor azúcar en la sangre y presión arterial alta.
  • Ocasiona o empeora la resistencia a la insulina preexistente.

Los diferentes nutrientes generan respuestas hormonales distintas y esas respuestas hormonales determinan, la cantidad de grasa que acumula. Se deben consumir alimentos más naturales y menos productos procesados,  es decisivo para la pérdida de peso a largo plazo. Para la mayoría de las personas, restringir severamente los carbohidratos, como los azúcares, fructosa y granos en su alimentación será la clave para perder peso y sustituirlos por alimentos saludables,  vegetales, proteínas y grasa. El cuerpo prefiere los carbohidratos de los vegetales, en vez de los granos y azúcares, ya que disminuye la velocidad de la conversión de los azúcares simples, como la glucosa y reduce su nivel de insulina.

Cuando eliminamos  las harinas y el azúcar tendremos que aumentar la cantidad de vegetales que consumimos y  comer regularmente proteínas y grasas saludables.

El ejercicio no compensarán el uso de la fructosa,  es importante para la pérdida de peso y la salud óptima… pero no será suficiente para compensar el daño hecho por una mala alimentación rica en fructosa.

Se puede preparar nuestra propia agua depurativa hirviendo 1,5-2 litros de agua con hojas de hierba buena, 3 bolsitas de té verde, 1 palo de canela y un trozo de unos 2 dedos de ancho de jengibre pelado y picado, cuando rompe a hervir se retira del fuego y se deja hacer tapado, cuando enfría se puede colar y meter en un frasco de cristal donde también se puede añadir 1 pepino pelado y cortado en tiras. Ese agua se guarda en nevera y sirve para 1 ó 2 días. Se utiliza como bebida en vez de agua sola.

Es bueno para adelgazar:

  • Desayuno: Tomar huevos, yogur o queso de Burgos, frutos secos en vez de harinas.
  • Tomar fibra: Legumbres, salvado de avena, cereales integrales, frutos secos, higos, aguacates, albaricoques, brocoli, manzanas, arándanos, pipas de girasol, coliflor, boniatos, patatas asadas o cocidas.
  • Beber 2 vasos de agua antes de comer.
  • Cocinar con aceite de oliva virgen.
  • Tomar una onza de chocolate negro al día calma el apetito y el deseo de tomar algo dulce.
  • Tomar infusión de 1 taza de agua caliente con 1 trocito de jengibre o 1 cuchara de jengibre en polvo antes del desayuno calma el hambre para el resto de la mañana.
  • No tomar bebidas con calorías porque sacian menos que si fuesen sólidos.
  • Tomar productos del mar.
  • Caminar, bailar, hacer cualquier tipo de ejercicio reducen las hormonas del apetito.
  • Bajar centímetros de cintura favorece la salud cardiovascular.
  • La falta de sueño aumenta el apetito, los adultos entre 18  y 65 años deben dormir entre 7 y 9 horas. a partir de los 65 años, se debe dormir entre 7 y 8 horas.
  • Controlar el estrés, tener altos niveles de cortisol aumenta el riesgo  de comer compulsivamente.
  • Se debe comer despacio y saborear los platos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s