Las harinas causa de enfermedades

 

Todo el mundo se beneficia de cuidar la dieta y evitar las harinas (granos), incluso los granos enteros germinados, ya sea si tiene intolerancia al gluten o no, debido a que los granos tienen altos niveles de carbohidratos netos y al evitarlos esto le ayuda a mejorar la función mitocondrial. Alterar la función mitocondrial puede exacerbar los problemas de salud relacionados con la resistencia a la insulina, tales como el sobrepeso, hipertensión arterial, diabetes tipo 2, las enfermedades cardiacas y el cáncer.

La enfermedad celíaca es un trastorno autoinmune. Las personas que la padecen sufren reacciones graves gastrointestinales  tienen una mala absorción de nutrientes, como resultado del gluten que se encuentra en el trigo y otros granos, y para estas personas es esencial tener una alimentación que sea 100 % estricta, libre de gluten. Muchas personas tienen alergia al trigo o sufren de algún grado de intolerancia o sensibilidad al gluten, y les va mejor al consumir una alimentación sin gluten, incluso si no tienen la enfermedad celíaca.

Generalmente las intolerancias alimenticias están relacionadas con la falta de una enzima específica para descomponer el alimento en cuestión. La intolerancia a los alimentos tiende a generar un menor número de síntomas que tienen un inicio más lento, y por lo tanto pueden ser más difíciles de diagnosticar.

La diarrea o el contrario, el estreñimiento,  la inflamación, cefaleas, ansiedad y fatiga son síntomas comunes de la intolerancia alimenticia. La alergia al trigo es una reacción a ciertas proteínas presentes en el trigo, la sensibilidad al gluten no celiaca o intolerancia al gluten, pueden estar relacionadas, ya sea a una reacción a las proteínas, o a una mala absorción de los carbohidratos. La fructosa, lactosa, galactanos y polioles son azúcares que son mal absorbidos en el intestino delgado o totalmente indigeribles. El gluten puede encontrarse en granos: trigo, centeno, cebada, avena y espelta. Los granos que contienen gluten están relacionados con más de 200 efectos adversos para la salud.

El trigo es uno de los cultivos más cultivados en el mundo occidental. Hasta el siglo XIX, el trigo también fue comúnmente mezclado con otros granos, semillas y frutos secos. La contaminación por glifosato también podría desempeñar un papel distinto en el desarrollo de la enfermedad celíaca, alergia y sensibilidad al trigo. En los últimos años, ha aumentado dramáticamente el uso de glifosatoque destruye las vellosidades intestinales, lo que reduce su capacidad para absorber las vitaminas y minerales. Además, el trigo contiene gliadina, que es difícil de descomponer. El trigo es una buena fuente de triptófano, pero cuando el trigo está contaminado con glifosato, sus células intestinales funcionan de forma exagerada y comienzan a producir un exceso de serotonina, que a su vez produce muchos de los síntomas comunes de la enfermedad celíaca, como la diarrea. Las proteínas de trigo pueden causar un intestino permeable y están relacionadas con problemas de salud. El gluten puede contribuir a los problemas de salud como el acné, dermatitis atópica, y el vitíligo.

Dos de las sustancias que se encuentran en el trigo responsable de muchos de los problemas celulares asociados que enfrenta, son la gliadina y las lectinas. En la enfermedad celíaca, la gliadina desencadena un proceso inmunológico  que provoca una reacción inflamatoria que resulta en la destrucción de las vellosidades intestinales. Los elevados niveles de anticuerpos de gliadina se relacionaron a trastornos psiquiátricos, como la esquizofrenia. La gliadina puede provocar que el sistema inmunológico ataque el sistema nervioso, lo que contribuye a tener problemas neurológicos como la neuropatía, convulsiones y cambios en el comportamiento neurológico. De la misma forma que la gliadina desempeña un rol en la esquizofrenia, es posible que también lo haga en el caso del autismo y en la psoriasis.

El trigo, productos lácteos y la soja contrubuyen a tener enfermedades neurodegenerativas como la esclerosis múltiple, Alzheimer, epilepsia, migrañas… produce alteraciones endocrinas, aumento de peso, resistencia a la insulina y leptina.

El tratamiento para la enfermedad celíaca e intolerancia al gluten es llevar una alimentación sin gluten, lo que significa que debe abstenerse de cualquier alimento que contenga gluten. Alimentos libres de gluten de forma natural. Los granos que no tienen gluten de forma natural incluyen el arroz, maíz, quínoa, sorgo, linaza y semillas de amaranto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s