Evitar el cáncer

Continuamente se generan células mutadas o defectuosas, pero nuestro cuerpo es sabio y está preparado para eliminarlas. Para que la célula siga creciendo y mutando es necesario que encuentre un ambiente procáncer. Las mutaciones las producen  ciertos carcinógenos presentes en el ambiente, en la comida y ciertos virus y bacterias. Se calcula que son necesarios de 6 a 8 años para que una célula se transforme en cáncer. Varias veces a lo largo de nuestra vida nuestro cuerpo será capaz de eliminar algún microcáncer, nuestro cuerpo será capaz de eliminarlos.

Nosotros podemos ayudar a eliminar células mutadas con una dieta anticáncer, eliminando tóxicos ambientales y evitando el estrés. La alimentación occidental actual se basa en comer mucho azúcar, harinas, grasas trans, carne, leche y alimentos procesados y esto crea un ambiente muy inflamatorio que las células tumorales saben aprovechar muy bien. El estrés y las emociones negativas actúan contra nuestras defensas. El cáncer se desarrolla en personas cuyo sistema inmune está deprimido. El sistema inmune es capaz de mantener a los tumores dormidos presentes sin desarrollarse. Nuestro sistema inmune es clave para frenar y eliminar el cáncer.

Qué cosas estimulan el sistema inmune y nos defienden del cáncer:

  • Alimentación anticáncer: Fruta, verdura, legumbres, semillas, frutos secos.
  • La serenidad y meditación.
  • Sentimientos positivos: Alegría, felicidad, confianza, paciencia, comprensión.
  • La generosidad y el amor.
  • Conflictos resueltos en armonía.
  • Actividad física.
  • Apoyo de la familia y amigos.

La inflamación se relaciona con la aparición del cáncer. La inflamación es un proceso de nuestro organismo que nos permite defendernos de nuestras heridas, traumatismos, quemaduras, venenos o infecciones. Si la inflamación se produce en un tejido donde hay células dañadas o precancerosas, éstas van a aprovechar esta inflamación crónica para crecer y expandirse. Uno de cada 6 cánceres están relacionados con una inflamación crónica de los tejidos.La infección crónica del Helicobacter pylori aumenta hasta 6 veces el riesgo de padecer cáncer de estómago.

Alimentos antiinflamatorios:

  • Pescado azul (anchoa-boquerón, sardina, caballa, bonito y salmón salvaje).
  • Frutos secos y semillas de  lino y  chía.
  • Especies y hierbas aromáticas: Cúrcuma, chile, cayena, albahaca, jengibre, canela, orégano, comino, perejil, romero, tomillo, mostaza…
  • Vegetales: Cebolla, ajo, rúcula, canónigos, aguacate, espárragos, zanahoria, calabaza, pimientos, tomates, espinacas, aceitunas y aceite de oliva.
  • Algas y setas.
  • Legumbres: Arroz negro y rojo, lentejas, judía, guisantes. El resto de legumbres son algo inflamatorias. Los cereales integrales son menos inflamatorios que los refinados.
  • Frutas: Limón, melón, acerola, grosellas, arándanos, frambuesa, fresa, uva negra…
  • Bebidas: Té verde y 1 copa de vino tinto al día.

Si nos diagnostican cáncer en un estado muy avanzado será  imposible que se pueda curar solo con dieta  y cambio de vida, necesita un tratamiento médico convencional pero también debe cuidar la relación cuerpo-mente con lo que mejoraremos la calidad de vida y aumentaremos el tiempo de supervivencia.

Filtrar el agua de la ducha podría ser más importante que filtrar el agua potable, ya que en realidad se absorben tres veces más productos químicos a través de la piel que al consumir agua por vía oral. Agregarle ozono a la sauna es otra gran estrategia contra el cáncer. Darse baños con sales de Epsom, bicarbonato de sodio y arcilla, de forma regular. Los efectos medicinales de la sal de Epsom son espectaculares. El bicarbonato de sodio ayuda a oxigenar, es un antimicrobiano y alcaliniza el cuerpo.  La detección temprana del cáncer es importante  pero muchas pruebas de detección han demostrado causar más daño que beneficio. Para las mujeres, las pruebas de cáncer más utilizadas son la prueba de Papanicolaou, las mamografías y colonoscopias. En vez de mamografías se pueden hacer ultrasonido y la termografía. Para los hombres, las pruebas comunes de detección de cáncer incluyen el análisis del PSA, que es muy impreciso y tiene el potencial de causar daño físico.

Los exámenes de sangre pueden comprobar la presencia de condiciones como inflamación y resistencia a la insulina, las cuales son precursoras y características de todas las enfermedades, incluido el cáncer. Una prueba de este tipo es el análisis de proteína C reactiva de alta sensibilidad  que es un marcador no específico para la inflamaciónque indica que algo se está gestando. El otro análisis de sangre que utiliza en todos los pacientes es la prueba de hemoglobina A1C, que refleja el nivel de azúcar en la sangre en los últimos 90 días. Los altos niveles de azúcar en la sangre son un ambiente favorable para el cáncer. Los niveles tiroideos bajos pueden predisponerlo al cáncer. El gamma-glutamil transferasa (GGT) es un marcador hepático y una sensible herramienta de detección de inflamació. Incluso una cirugía, quimioterapia o radiación, no erradicará o eliminará las células tumorales circulantes. La causa principal de recurrencia del cáncer son las células tumorales circulantes y las células madre del cáncer… Cualquier persona que haya tenido cáncer debe revisar su cantidad de células tumorales [o] células madre circulantes. La Vitamina C intravenosa  duplica la efectividad de la quimioterapia y la radiación– funciona mediante la producción de peróxido de hidrógeno. Este estrés oxidativo es lo que mata a las células cancerosas, mientras que las células sanas tienen varias vías por las que pueden eliminar el peróxido de hidrógeno. La combinación de la vitamina C intravenosa con cetosis nutricional y el ayuno de entre 14 y 48 horas antes y durante la quimioterapia ha demostrado promover resultados aún más notables.

La cirugía, quimioterapia y radiación son parte del tratamiento convencional estándar para el cáncer. Pero también hay que optimizar la alimentación, desintoxicación y niveles de nutrientes inflamatorios. No deberíamos ir  a cirugía cuando no tengamos buenos niveles de nutrientes, ni un sistema inmunológico fuerte o cuando tenemos inflamación. Una de las cosas que casi todos nosotros podemos hacer, es elegir alimentos que permitan que el cuerpo queme grasa como su combustible principal, hacer una dieta cetogénica cíclica modificada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s