Hígado (enfermedad hepática)

El hígado desarrolla un trabajo incansable para desintoxicar nuestra sangre y producir bilis necesaria para digerir la grasa, para procesar las hormonas y almacenar hierro, vitaminas y minerales esenciales.

El hígado elimina las toxinas de la sangre y descompone el alcohol y los medicamentos. Si no podemos digerir los alimentos los problemas intestinales llegan, como mínimo tendremos retortijones. Es responsabilidad del hígado procesar los nutrientes absorbidos por el intestino. un exceso de proteínas sobrecarga el hígado y el riñón.

Los adultos necesitamos menos del 10% de gramos de proteínas por kilo de peso, unos 0,6 gramos por kilo de peso. Los alimentos que tienen más proteínas son: legumbres, carne, huevos, pescado, lácteos y frutos secos. Par que las proteínas puedan cumplir sus funciones debemos tomarlas con fibra, agua y potasio. Las proteínas animales son de difícil digestión y su asimilación crea muchos residuos.

Indicios de tener enfermedad hepática:

  • Falta de apetito y pérdida de peso.
  • Nauseas y vómitos.
  • Diarrea.
  • Orina oscura o de color gris o amarillo.
  • Dolor en la parte superior del abdomen.
  • Sangre en las heces y estreñimiento.
  • Fatiga.
  • Sensación de cansancio.
  • Fatiga.
  • Debilidad.
  • Náuseas.
  • Confusión.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Dolor en el centro o la parte superior derecha del vientre.
  • Agrandamiento del hígado.
  • Distensión y gases.
  • Formación de hematomas.
  • Sudor excesivo.
  • Estreñimiento.
  • Parches secos y oscuros en el cuello y debajo de los brazos

Tomar:

  • Infusión de 1 cucharada de diente de león ó de boldo ó de ortiga por taza de agua hervida.
  • Alga chlorella en polvo o en pastillas.
  • Beber en ayunas al levantarse 1 vaso de agua caliente y le añades el jugo de 1 limón o lima.
  • Beber 1 vaso de agua con 2 cucharadas de vinagre de manzana antes de comer y de cenar.
  • Té verde.
  • Usar cúrcuma, en infusión o con leche vegetal o añadir a la comida como especie.
  • Comer alcachofas, kale, brócoli, col y coliflor.
  • Jugo de apio o de alcachofa.
  • Vegetales de hojas verdes pueden ser comidos crudos, cocidos o en jugo. Con un contenido muy alto en clorofila, los verdes absorben toxinas ambientales del flujo sanguíneo. Con su distintiva habilidad para neutralizar metales pesados, químicos y pesticidas, estos alimentos que limpian ofrecen un mecanismo de protección poderoso para el hígado.
  • Beber un té rojo después de la comida.
  • Zanahorias.
  • Tomar infusión de eufrasia (4 grs/medio litro de agua), se toma 3 veces al día.Cuidar dieta, evitar: Azúcar, sal, harinas, dulces, leche de vaca, embutidos, refrescos, colas, alcohol y no superar la cantidad de proteínas recomendada (6% grs proteina / por Kg. de peso).
  • Ajo.
  • Aguacates.
  • Tomar 1 manzana al día, las manzanas mantienen a los químicos necesarios para el cuerpo para limpiar y soltar las toxinas del tracto digestivo.
  • Aceite de oliva, ayuda al cuerpo al darle una base lípida que puede absorber las toxinas dañinas en el cuerpo, saca algo de la carga tóxica del hígado.
  • Quinoa.
  • Nueces: Ayudan al hígado a desintoxicar el amoniaco. Las nueces también son altas en glutatión y ácidos grasos omega-3, los cuales apoyan las acciones de limpieza de hígado normales. Se debe masticar bien las nueces antes de tragar.
  • Cúrcuma: De color amarillo brillante, es una poderosa medicina que ha sido usada por un largo tiempo en la medicina china e india como agente anti-inflamatorio y para tratar una amplia variedad el hígado, flatulencias, ictericia, dificultades menstruales, orina sangrienta, hemorragia, dolor de dientes, moretones, dolores de pecho y cólicos. La cúrcuma ayuda a impulsar la desintoxicación del hígado.
  • Zumo de pomelo o toronjas.
  • Cardo: Es antioxidante y protege las células del hígado. La leche del cardo aumenta la producción de glutatión que es un antioxidante vital para tu organismo.
  • Metionina.
  • Vitamina B-6.
  • Ácido fólico.
  • Vitamina B-12.
  • N-acetilcisteína; Ayuda al cuerpo a construir más glutatión, el principal antioxidante, al mismo tiempo que protege las células del hígado del daño de las toxinas.
  • Citrato de magnesio: Ayuda a equilibrar muchas reacciones, además en el estreñimiento desempeñan un papel clave.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s