Eccema

Los eccemas son las lesiones más frecuentes que afectan a nuestra piel. Son pequeñas inflamaciones de las capas mas superficiales de la piel que se presentan como manchas rojizas de diferentes tamaños o pequeñas vesículas con líquido transparente y que dan picor. Causa resequedad, inflamación y picazón de la piel. Es origen es muy diverso, la mayoría de veces por una reacción alérgica a metales o a cosméticos o a productos de limpieza o a alimentos o a medicinas…Normalmente desaparecen en varios días y las lesiones siguen un proceso de evolución fija: de rojea en la zona, picor, vesículas, secado de las vesículas, costras y desaparición de la lesión.

El eccema o dermatitis eccematoso es una de las enfermedades inflamatorias de la piel y difíciles de tratar.

Se debe evitar los productos que puedan facilitar una reacción alérgica: joyas, bisutería, cosméticos, alimentos…Se deben evitar la situaciones que provoquen un exceso de sudoración. Debemos mantener una buena higiene de la piel y usar jabones neutros sin conservantes ni colorantes, reducir el uso de prendas acrílicas, lavar la ropa nueva antes de usarla.

Para ayudar al sistema inmunitario  hay que cuidar la alimentación y tomar hojas o infusiones de diente de león, comer algún huevo de codorniz, tomar levadura de cerveza, muchas ensaladas, queso de cabra. Evitar: azúcar, harinas, dulces, salsas y excitantes. Tomar infusión de salvia, cebollas y pepinos.

Alivia lavarse pasarse una gasa mojada en infusión de manzanilla o agua de azahar. Pasarse una yema caliente de un huevo cocido.  Licuar medio pepino pelado y humedecer con el líquido y una gasa las zonas y la otra mitad del pepino tomarlo. En vez de licuar el pepino se puede utilizar el zumo que desprende después de haber cortado en rodajas que se dejan reposar durante 3 horas en una cazuela o utensilio hondo, se moja la gasa con el líquido que haya desprendido.  Se puede dar vinagre de manzana y después aceite de coco virgen. O darse la planta sol de oro, infusión de ortiga.

Se puede preparar su propia crema mezclando cúrcuma con vinagre de manzana, se aplica y se deja sobre la piel por lo menos 15 minutos y después se enjuaga con agua fría o infusión de manzanilla fría o agua de azahar. Inmediatamente después dar aceite de coco virgen para humectar y nutrir la piel, repetir 2 veces al día durante 5 semanas. Aplicarse aceite de borraja directamente sobre la piel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s