Insuficiencia renal

Se trata de una pérdida progresiva e irreversible de la función del riñón. Se presenta a partir de los 60 años cuando está afectado mas de la mitad del tejido renal. Hay que cuidar la dieta.

Aparece como consecuencia de enfermedades auto inmunes, infecciones urinarias repetitivas, poliquistosis renal, cálculos renales, estrechamiento de uretra ( a veces por hiperplastia de próstata), tomar fármacos (como anti inflamatorios en exceso), diabetes, hipertensión, envejecimiento de riñón, enfermedad cardiovascular asociada, pérdida de proteínas por la orina o padecer una obesidad importante.

Síntomas: Malestar general, vómitos, falta de apetito, cefaleas o migrañas, incontinencia urinaria, infecciones de orina repetitivas, disminución de orina excretada, hinchazón de párpados y piernas,  irritabilidad, picores por todo el cuerpo, color amarillento de la piel  o sin síntomas pero detectado en análisis.

Diagnóstico:  Es necesario hacer análisis de sangre y mirar la creatinina y el filtrado glomerular, este valor nos indica si la masa renal está funcionando correctamente o no. Es importante detectar una insuficiencia renal crónica de forma precoz para  intentar frenar las complicaciones que puede llevar al paciente en una rápida progresión. Se puede valorar también un análisis de orina de 24 horas y una ecografía renal.

Tratamiento: Dependerá de lo avanzada que esté la enfermedad, puede realizarse un tratamiento conservador controlando los factores de riesgo, reducir la tensión, tratar la diabetes, adelgazar, evitar tomar fármacos que dañen el riñón.

No se debe abusar de proteínas, no se deben tomar en gramos mas del peso de la persona en kilos, es decir, si se pesa 70 Kilos no se debe tomar mas de 60-70 gramos de proteínas al día  o si se pesa 90 Kilos no se deben tomar mas de 80-90 gramos de proteínas al día y reducir los alimentos ricos en potasio. Con insuficiencia renal avanzada habrá que recurrir a diálisis de por vida. Los refrescos de cola perjudican al riñón. Se deben tomar infusiones de 1 cucharada de salvia o de enebro o de diente de león.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s