Azufre

Podría ser una indicación de deficiencia de azufre tener arrugas, dolor en los músculos y articulaciones. El azufre desempeña un papel importante en muchos procesos biológicos, uno de los cuales es el metabolismo. Está presente en la insulina, la hormona esencial que promueve la utilización del azúcar derivado de los carbohidratos como combustible para las células musculares y adiposas. Es el tercer mineral más abundante en nuestro cuerpo. Una de sus funciones más importantes es como un antioxidante.

Algunas de las mejores fuentes de azufre son alimentos ricos en proteína tales como los huevos orgánicos y carnes provenientes de animales de pastoreo, frutos secos y salmón salvaje  y vegetales verdes como la col rizada, la espinaca y el brócoli, así como las cebollas y el ajo.

El azufre está presente en todos los tejidos vivos. Es un componente en dos aminoácidos importantes: la metionina (contenida principalmente en las claras del huevo y el pescado), que es esencial, lo que significa que su cuerpo no la sintetiza y la debe obtener de una fuente externa y la cisteína, que necesita azufre a un ritmo constante y es sintetizada por su cuerpo. La piel, músculos y huesos contienen aproximadamente la mitad del azufre en nuestro cuerpo. El cabello y uñas, hechos de la proteína queratina fuerte, contienen una gran parte del azufre.

El azufre  es parte de uno de los antioxidantes más importantes que produce nuestro cuerpo: glutatión. Sin azufre, el glutatión se vuelve ineficaz. Eso es algo importante porque el glutatión es el desintoxicante del cuerpo.

El azufre y sus compuestos podrían proteger contra la exposición a la luz ultravioleta (UV), rayos-X y radicación y se puede utilizar para la desintoxicación. Los científicos reconocen que la deficiencia de azufre podría ser una de las causas principales del Alzheimer.

Algunos estudios hablan de las razones por las que la escasez de azufre y sulfato en el cuerpo podrían explicar la prevalencia de las enfermedades cardíacas. Los glucosinolatos algunos de estos compuestos, se encuentran principalmente en los vegetales crucíferos como la col y el brócoli y en vegetales de hoja verde como la col rizada, berza y la rúcula y es bueno cortarlos un rato antes de comerlos o cocinarlos.

El metilsulfonilmetano es un compuesto natural del azufre y en nuestro cuerpo es conocido por reforzar las articulaciones, pero también refuerza otras áreas de su cuerpo. Su composición es 34% azufre en peso, pero también afecta el metabolismo del azufre. La mejor forma de saber si tenemos deficiencia: Fatiga, prevalencia de niveles elevados de estrés, física y psicológicamente, depresión e incluso enfermedades degenerativas como el Parkinson, arterosclerosis, osteoartritis y cáncer. La deficiencia de azufre se relaciona con la obesidad. Una alimentación rica en granos como pan y cereal probablemente causará una deficiencia de azufre.

La forma de vitamina D que está presente tanto en la leche humana como el la leche de vaca sin pasteurizar es sulfato de vitamina D3 (en la leche de vaca, la pasteurización la destruye). Algunos otros minerales que tal vez no esté obteniendo lo suficiente son el magnesio y el sulfato (tomar baños con sales Epsom podría ayudar con esto). Una escasez de estos minerales podría causar presión arterial alta, problemas cardíacos y síntomas como calambres en las piernas, espasmos musculares, entre otros.

Consumir más vegetales, frutos secos y mariscos es una buena forma de evitar las deficiencias de estos minerales, lo que podría ayudar a evitar enfermedades y trastornos graves. Una de las formas más básicas de obtener azufre es tomar agua. El agua dura de grifo podría contener más azufre que el agua blanda. Una buena cantidad como tres dientes de ajo al día crudos y picados antes de comerlos, ayudaría a aumentar el consumo de azufre. El ajo ha sido utilizado para tratar infecciones durante miles de años en muchas áreas del mundo, incluyendo Egipto, India, China y Grecia. Sus beneficios antibacterianos, antibióticos, antisépticos, antivirales y antifúngicos se deben, al menos en parte, al azufre. El ajo ha sido utilizado históricamente para tratar dolor de oído, lepra, sordera, diarrea severa, estreñimiento e infecciones parasitarias, así como para reducir la fiebre, combatir infecciones y aliviar el dolor de estómago. El ajo puede suprimir el riesgo de cáncer y alterar el comportamiento biológico de los tumores. Experimentalmente, se ha reportado que el ajo y sus componentes relacionados con el azufre suprimen la incidencia de tumores de cáncer de mama, colon, piel, útero,  esófago y pulmón.

 

Un comentario en “Azufre”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s