Picaduras, cómo evitarlas

La vida y las actividades al aire libre durante el verano dan lugar a tener picaduras. Los insectos y animales marinos por medio de aguijón o de sus tentáculos pueden transmitir al hombre sustancias venenosas que llegan a producir lesiones y accidentes que necesitan tratamiento urgente. Algunas veces las picaduras son accidentales y otras veces se podrían haber evitado.

Para prevenir las picaduras de avispa, abejas y abejorros:

  • Comer al aire libre atrae insectos y debemos cubrir bien los envases de comida o de basura.
  • Las bebidas dulces atraen a los insectos por eso no se debe beber directamente de latas o botellas en ambientes con avispas porque pueden estar en el interior.
  • No debemos usar ropa de colores chillones ni usar perfumes o esencias fuertes. Si se utiliza una colonia que sea cítrica, el olor a limón les repele.
  • No debemos andar descalzos y es mejor usar zapatos cerrados que sandalias o chanclas.
  • No debemos gritar ni intentar matar al insecto porque puede provocar la picadura.
  • Se puede poner en casa medios limones con dientes de clavo clavados y plantas de hierba buena junto a las ventanas que alejan a los insectos.
  • Hervir durante 45 minutos 250 gramos de hojas de eucalipto en  litro y medio de agua. Ese agua ya enfriada se puede meter en un frasco con vaporizador y se utiliza por toda la casa. O macerar durante 5 horas varios dientes de ajo partidos por la mitad en agua y rociar con esa agua por la casa.
  • Darse como repelente sobre la piel una mezcla de 100 mm de aceite de almendras con 20 gotas de esencia de geranio y 20 gotas  de esencia de esencia de albahaca. Esta mezcla se mete en un frasco.

Las picaduras en personas no alérgicas producen síntomas como dolor súbito e intenso con sensación de quemazón, inflamación progresiva de diferente intensidad e irritación y picor posterior. Si no se extrae el aguijón en los momentos inmediatos a la picadura, la duración de la lesión es más prolongada. Si se consigue extraer el aguijón o no se queda dentro de la epidermis se curará más rápido. para extraer el aguijón no se deben usar pinzas pues liberan el veneno dentro de la piel. Es mejor extraer el aguijón con las uñas o con una tarjeta plástica.

Remedios para aliviar las picaduras:

  • Aplicarse unas hojas de albahaca  trituradas mezcladas con jugo de limón.
  • Ponerse unas hojas de hierba buena trituradas en la zona afectada.
  • Se envuelve en una tela fina o plástico unos hielos o una bolsa de verdura congelada, se aplica y masajea la zona.
  • Colocarse una rebanada fina de cebolla sobre la picadura y dejar actuar durante 15 minutos y después limpiar con jabón neutro de cocina o de Lagarto o Chimbo.
  • Aplicar una pequeña cantidad de miel pura sobre la picadura y dejar secar y acabar con limpiarlo con agua templada.
  • Masajear la zona con un limón partido por la mitad.
  • Presionar con una bolsa de té negro usada y escurrida.
  • Abrir una penca carnosa de planta de aloe vera de manera horizontal, se extrae el gel y se aplica sobre la picadura. Reduce el riesgo de la infección y es un excelente anti inflamatorio que alivia el ardor y mejora la cicatrización.
  • La aplicación de amoniaco.
  • Aplicar hojas de llantén machacadas o masticadas sobre la picadura.

Las personas que tiene alergia pueden tener reacciones variables pero siempre más graves. La reacción o choque anafiláctico necesita un tratamiento urgente. Se caracteriza por:

  • Bajada de tensión, síncope.
  • Urticaria generalizada en cara y cuello y riesgo de edema en glotis.
  • Dificultad respiratoria.

Las personas que tiene alergia a las picaduras de insectos deben llevar consigo en situaciones de riesgo una medicación adecuada, adrenalina para el tratamiento urgente.

Las picaduras de medusas dan lugar a lesiones cutáneas con urticaria. La reacción cutánea se caracteriza por picor intenso, escozor, sensación de quemazón y dolor, con reacción inflamatoria posterior  y lesiones que pueden durar días o semanas. En los casos más graves pueden dar lugar a una reacción anafiláctica.

Consejos para prevenir picaduras de medusas:

  • No bañarse si hay aviso de medusas.
  • Usar cremas solares con protección anti medusas.
  • Es bueno usar trajes de neopreno o de licra.
  • No tocar ni pisar una medusa en la playa ni en el borde de las olas.

Qué se debe hacer ante una picadura:

  • Salir del agua lo antes posible.
  • Pedir ayuda a los socorristas.
  • No rascarse ni frotar con la toalla.
  • Retirar los tentáculos con pinzas o guantes de goma.
  • Lavar las lesiones con agua salada o suero salino. Nunca con agua dulce.
  • Aplicar frío con hielo metido en una bolsa de plástico.
  • Darse pomadas con corticoides y antibióticas.

Un comentario en “Picaduras, cómo evitarlas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s