Fibromialgia

La fibromialgia es un problema de salud crónico, cuyos síntomas incluyen el dolor muscular y en los tejidos, fatiga, depresión y trastornos del sueño.

Ciertas sustancias químicas contenidas en los alimentos que consumimos podrían desencadenar la liberación de los neurotransmisores que aumentan esta sensibilidad.

Se debe:

  • Limitar el consumo de azúcar tanto como sea posible. Los niveles elevados de insulina empeoran el dolor. Se debe limitar el consumo de todo tipo de azúcares, incluyendo el azúcar en los jugos frescos de frutas. Las frutas enteras y frescas son en mejor método para consumir productos de fruta.
  • Si tenemos sobrepeso, presión arterial alta, colesterol alto o diabetes, también hay que limitar el consumo de granos tanto como sea posible, ya que se metabolizan de forma muy similar a los azúcares. El trigo y el gluten son el principal tipo de granos que se debe evitar.
  • Hay que llevar una alimentación rica en alimentos frescos, sin conservadores, ni aditivos y podría aliviar los síntomas desencadenados por problemas de salud coexistentes como el síndrome del intestino irritable.
  • Tomar alimentos ecológicos siempre que le sea posible, ya que es la mejor forma de evitar los pesticidas y sustancias químicas. Sin embargo, lo fresco siempre es mejor. Así que si tiene que elegir entre productos no orgánicos, frescos y productos orgánicos, marchitos hay que optar por los productos frescos y desinfectarlos bien con agua y vinagre antes de tomarlos.
  • Evitar el consumo de cafeína. Se cree que la fibromialgia está relacionada con un desequilibrio de las sustancias químicas cerebrales que controlan el estado de ánimo y por lo general está relacionada con la fatiga y no dormir lo suficiente.
  • Evitar los vegetales solanáceos: Tomates, papas y berenjenas porque pueden desencadenar artritis y problemas de salud que causan dolor en algunas personas.
  • Consumir levadura también podría contribuir con el crecimiento de hongos, que a su vez pueden contribuir con el dolor.
  • Evitar los productos lácteos pasteurizados. Muchas de las personas que sufren de fibromialgia tienen problemas para digerir la leche y los productos lácteos. Sin embargo, muchas de estas personas pueden tolerar los productos lácteos sin pasteurizar provenientes de fuentes orgánicas.
  • Reducir el consumo de harinas. Aproximadamente el 90% de los pacientes con fibromialgia, tienen un bajo funcionamiento suprarrenal, lo que afecta el metabolismo de los carbohidratos y podría causar hipoglucemia.
  • Evitar los aditivos. Los aditivos en los alimentos como el glutamato monosódico muchas veces causan problemas en los pacientes con dolor.
  • Evitar el consumo de comida chatarra y dulces. Además de contribuir con el aumento de peso y el desarrollo de malos hábitos alimenticios, este tipo de comida también podría irritar los músculos, alterar el sueño y el sistema inmunológico.
  • Evitar el consumo de endulzantes artificiales. El aspartame en particular, es conocido por desencadenar los síntomas parecidos a los de la fibromialgia y si ya sufre esta enfermedad, sólo empeorará los síntomas.
  • Llevar una alimentación variada a base de alimentos frescos, orgánicos y enteros que estén lo más cerca posible de su estado natural. Las frutas y los vegetales enteros son ricos en antioxidantes, que tiene propiedades antinflamatorias. Optar por los colores naranja, rojo, morado y verde brillantes.

  • Consumir la mayoría de sus alimentos en su estado crudo. Cocinar los alimentos a altas temperaturas destruye las enzimas y reduce la absorción de nutrientes.

  • Tomar mucha agua mineral o purificada y filtrada, sin fluoruro.
  • Evitar todo tipo de aditivos, conservadores y alimentos procesados.
  • Eliminar o limitar estrictamente el consumo de alcohol.

  • Consumir la cantidad suficiente de ácidos grasos omega-3 de cadena larga y de origen animal como los contenidos en el aceite de pescado o kril. Las grasas omega-3 reducen la inflamación, el dolor en las articulaciones, la hinchazón y la rigidez, además son analgésicos naturales y proporcionan muchos otros beneficios para la salud. Perlas de aceite de Krill o astaxantina.

  • Consumir coco o aceite de coco, ya que se ha descubierto que son beneficiosos para las personas que sufren de fibromialgia, síndrome de fatiga crónica e hipotiroidismo.

  • Comer despacio, masticar y disfrutar sus alimentos. 

Las personas que sufren de fibromialgia son particularmente vulnerables a desarrollar sensibilidad a ciertos alimentos, lo que provoca una reacción inmunológica que empeora los síntomas.

Las cosas más comunes en la alimentación que causan problemas son el maíz, el trigo, la soja, los lácteos, los cítricos, el azúcar, la leche pasteurizada, la soja y el gluten (trigo y otros granos).

Factores más significativos que hay que tratar:

  • Dormir lo suficiente  sin interrupciones.
  • Hacer ejercicio alivia el dolor de la fibromialgia y es un aspecto importante en nuestra rutina diaria. Disminuye los síntomas de dolor, rigidez, fatiga y depresión.
  • Evitar el estrés y cuidar el estado emocional.
  • Tomar todos los días sol sin quemarse, los niveles bajos de vitamina D pueden empeorar la fibromialgia, los rayos del sol son un analgésico natural.
  • Voluntad para hacer algunos cambios en el estilo de vida.

 

 

2 comentarios en “Fibromialgia”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s