Emociones negativas y salud

Cada sensación que tenemos afecta a alguna parte de nuestro cuerpo. Las emociones positivas, como la gratitud, se han relacionado científicamente con diversos beneficios, las emociones negativas y el estrés pueden causar estragos. Durante un ataque de ira se produce un torrente bioquímico lo que aumenta la presión arterial,  la frecuencia cardíaca y respiratoria. La sangre se dirige hacia nuestras extremidades como la cara y puede sonrojarse.

Aunque las emociones positivas como la gratitud se han relacionado científicamente con diversos beneficios, las emociones negativas y el estrés pueden causar estragos sobre todo si no hacemos ejercicio o no comemos bien porque  ambos pueden aliviar el pesimismo y mantener el estrés controlado.

Ciertas emociones estén relacionadas con el dolor en ciertas regiones del cuerpo, las personas que sufren depresión suelen experimentar dolores en el pecho, incluso cuando su corazón no está mal físicamente.  El sentimiento de duelo extremo puede tener un impacto devastador, el riesgo de sufrir un ataque cardíaco aumenta 21 veces.

 

Nuestro cerebro y sus pensamientos y emociones desempeñan un papel distinto cuando experimentamos dolor físico y pueden contribuir al desarrollo de enfermedades crónicas. La respuesta al estrés comienza en nuestro cerebro. Cuando nuestros ojos u oídos registran una amenaza repentina se envía información a la amígdala, un área cerebral que interpreta tanto imágenes como sonidos y está involucrada en el procesamiento de las emociones. Al interpretar la escena y los sonidos como una amenaza inminente, nuestra amígdala envía una señal de socorro al hipotálamo. Este se comunica con varias partes del cuerpo y órganos a través del sistema nervioso autónomo, que se encarga de las funciones corporales involuntarias como la respiración, frecuencia cardíaca, presión sanguínea, dilatación y constricción de los vasos sanguíneos, etc.

Conforme la amígdala envía su señal de socorro, el hipotálamo activa el sistema nervioso simpático, lo que provoca que las glándulas suprarrenales liberen adrenalina. La liberación repentina de sustancias químicas del estrés hace que aumenten la frecuencia cardíaca y presión arterial, lo que a su vez lo hace respirar con más rapidez. También libera glucosa y grasas de los sitios corporales donde se almacenan, lo que le da a su cuerpo un impulso rápido de energía.

La sangre también se dirige hacia sus extremidades, incluida la cara,  la ira puede sonrojarnos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s