Historia

La llave de la salud está en nuestras manos.

La fuente de la salud es la capacidad de generar y regenerar nuestra propia naturaleza. En el cuerpo humano cada función influyen todas las demás, cada parte guarda relación con el todo.

Los médicos son necesarios, diagnostican las enfermedades, nos operan y recetan lo que conocen. La mayoría de las veces es compatible un tratamiento tradicional con remedios naturales.
Nosotros somos curanderos y contamos con los conocimientos de médicos naturistas y de la medicina tradicional. Con nuestra forma de vida y de alimentarnos podemos prevenir muchas enfermedades.
Nosotros difundimos remedios naturales para la salud, a veces bastan por sí solos y otras veces tienen que ayudarse de la medicina tradicional.
Para vivir mejor debemos cuidar nuestra salud previniendo las posibles enfermedades.
Nosotros hablamos de lo que conocemos. Cada enfermo es responsable de su propia salud y debe acudir a su médico para que le diagnostique y decidir que tipo de tratamiento quiere seguir.

 

cropped-imagen_principal13.jpg