Cúrcuma

La cúrcuma es el rey de las especias cuando se trata de ayudar a nuestros cuerpos. Es una planta similar al jengibre, normalmente se usa rallada como especia, de color  amarillo brillante, tiene un sabor ligeramente picante. Combate la inflamación en todo el cuerpo y alivia el dolor. Mejora la circulación y previene la arteroesclerosis. Ayuda al buen funcionamiento del hígado. Disminuye el colesterol. Reduce la glucosa en diabéticos. Favorece la eliminación de toxinas. Aumenta la memoria y la claridad mental. Protege las células del cerebro contra el envejecimiento. Ayuda a eliminar el exceso de mucosidad. promueve el sistema digestivo saludable. Ayuda a la pérdida de peso.

La cúrcuma es  una poderosa medicina que ha sido usada por un largo tiempo en la medicina china e india como agente anti-inflamatorio y para tratar el hígado, flatulencias, ictericia, dificultades menstruales, orina sangrienta, hemorragia, dolor de dientes, moretones, dolores de pecho y cólicos. La cúrcuma ayuda a impulsar la desintoxicación del hígado, al asistir enzimas que eliminan de manera activa a nuestros carcinógenos dietéticos.