Estrabismo – ojos desviados

Es un transtorno visual que se produce cuando no  hay paralelismo entre nuestros ojos, cada uno mira en una dirección.

Es importante detectarlo antes de cumplir 7 años, ya que a partir de esa edad el tratamiento resultará mucho menos eficaz.

No solo es un problema estético porque pasado el tiempo puede derivar en ambliopía. Para evitar ver doble el cerebro suprime la visión de uno de los ojos y al usarse menos, se vuelve vago. También suprime la capacidad de ver en relieve y de calcular distancias.

Una vez diagnosticado el problema se necesitan gafas o lentillas, parches y ejercicios visuales. Si persiste será necesario operarse. La intervención consiste en reforzar o debilitar los músculos que hacen que el ojo se desvíe. Se realiza con anestesia.