Reforzar defensas

Reforzar las defensas y la inmunidad es muy importante ante nuestra respuesta a los virus. Seguidamente hablo de diferentes alimentos y complementos que debemos integrar en nuestra alimentación y forma de vivir.

Cuando vamos a entrar en el invierno es bueno que reforcemos nuestras defensas tomando alimentos de temporada: Boniatos, calabaza, caquis, granadas, bayas, castañas, legumbres, verduras, caldos de aves…. Si tenemos los glóbulos blancos bajos se debe tomar castañas crudas.

Es bueno beber varios vasos de agua templada en ayunas o beber al levantarnos 1 vaso de agua templada-caliente con jugo de limón, agua que calentamos junto a la piel del limón que hayamos exprimido y reservado para mezclar, se le puede poner una pizca de bicarbonato. Pasados 15 minutos se puede desayunar. No se puede tomar todos los días bicarbonato porque pueden producir piedras. Se debe limpiar la piel de la fruta con vinagre o bicarbonato y agua.

Es muy bueno tomar 3 dientes de ajo crudos al día, cortados en láminas finas, que combinan bien sobre unas tostadas del desayuno untadas con aceite de oliva o de coco o de mantequilla.

La falta de selenio  puede provocar una bajada de defensas que pueden deberse a fumar o respirar humo. Las mejores fuentes de selenio son de origen vegetal. Hay que tomar: Frutos secos y semillas, legumbres, cereales integrales, ajo, brócoli y rábanos.

Es importante tomar pastillas que contengan zinc y alimentos que lo contengan como: levadura de cerveza, ostras, cacahuetes, carne magra de pavo y pollo, pipas de calabaza…..

Se deben tomar algún alimento fermentado cada día: Chucrut, natto, pepinillos en vinagre….o por lo menos varias cucharadas de vinagre de manzana biológico, del que se enturbia, que se puede mezclar simplemente con un vaso de agua. Esto eleva nuestra  vitamina K  que es importante mantenga una proporción con el calcio y  magnesio que tomemos.  Es muy  importante también, tener un buen nivel de vitamina  D  que se  consigue tomando  alimentos que contengan  calcio más  tomar  sol. Hay  complementos  de  vitamina  D  y algunos alimentos que lo contienen como el salmón salvaje, pero lo más fácil  puede ser tomar algo de sol sin protección todos los días sin quemarse.

Es fácil no tomar el suficiente magnesio que necesitamos con la alimentación y es  bueno  tomar  complementos:   Citrato  de magnesio, treonato de magnesio, carbonato de magnesio….

Puede  ser  muy  interesante  tomar  pastillas  o  cucharadas  de  algas espirulina.

Tomar equinacea nos mantiene lejos de gripes y resfriados. Tomar 10-15 gotas de extracto de equinacea mezclado con infusión de tomillo o con agua y limón.

Tomar ensaladas a las que añadimos pipas de calabaza, gajos de granadas y canónigos, rúcula o radicchio.

Si se toma poca fruta se deben hacer infusiones de escaramujo o con cáscaras de mandarinas o limones. Un plátano al día es muy saludable, si no se tiene alta el azúcar, ya que contienen potasio.

Es bueno tomar algo con propóleo, caramelos o spray, para  la tos y molestias de la garganta.

Agregar   algo    de   jengibre   a   las  recetas  o  tomar   como   antiséptico   y   anti inflamatorio natural. Al jengibre se le puede añadir alguna bolita de cardamomo y 1 palo de canela o media cucharita de canela.